Seleccionar página

Una agresiva campaña en contra de los inmigrantes indocumentados enlistados entre los más buscados por el Departamento de Inmigración, se fortaleció con la llegada del 2020.

En los últimos días del 2019, ICE fortaleció la publicación de fotografías de las personas que son de su interés, en las cuales animan a la comunidad a denunciarlos.

Uno de estos casos es el de José Felipe Nahuacatl López, buscado por abuso sexual de un menor, así como agresión sexual.

“La única forma en que una persona está sujeta a una detención de ICE es si es esposada y arrestada por un delito cometido en la comunidad local”, expresó la agencia en su mensaje de redes, junto a la fotografía de López.

En un comunicado de prensa ICE criticó la falta de cooperación de algunas agencias de policías locales para colaborar con la detención de las personas de su interés, “ignoran la seguridad pública de las comunidades” refieren.

Agregó que su objetivo es que los extranjeros criminales no sean liberados en las comunidades estadounidenses para cometer delitos adicionales.

“Los delincuentes criminales en todo el país, están protegidos por las políticas actuales de no cooperación” refieren en su comunicado de prensa.

También detallan que El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. (ICE) ha pedido reiteradamente a las jurisdicciones locales que reconsideren las políticas de no cooperación porque esas políticas anteponen la política a la seguridad pública.

“ICE le pide a cada una de estas jurisdicciones que transfiera a estas personas a la custodia federal en lugar de liberarlas a la comunidad donde pueden reincidir”, advierten.

ICE sostiene que la cooperación con la policía local es esencial para proteger la seguridad pública, y la agencia tiene como objetivo trabajar cooperativamente con las jurisdicciones locales para garantizar que los extranjeros criminales no sean liberados en las comunidades de los EE. UU.

«La única forma en que una persona está sujeta a una detención de ICE … es si es esposada y arrestada por un delito cometido en la comunidad local», dijo el director interino de ICE, Matt Albence.

Critican fuertemente a la policía que no colabora con ICE

En un reciente evento de prensa de la Casa Blanca, Albence dejó en claro las consecuencias de las jurisdicciones que no cooperaron, al tiempo que elogió a los numerosos socios encargados de hacer cumplir la ley que trabajan con ICE, señalando que es mucho más seguro para todos los involucrados si los oficiales de ICE toman la custodia de fugitivos en general en el entorno controlado de otra agencia de aplicación de la ley.

“Aproximadamente el 70 por ciento de los arrestos de ICE ocurren después de que ICE es notificado de que un extranjero está siendo liberado de las cárceles locales o prisiones estatales” detallaron

Informes oficiales dan cuenta que, en el año fiscal 2019, ICE alojó a más de 160,000 detenidos en agencias policiales locales.

«Ya es hora de dejar de lado toda la retórica política y escuchar los hechos, y el hecho es que las personas están siendo lastimadas y victimizadas todos los días debido a jurisdicciones que se niegan a cooperar con ICE», dijo Albence.

Durante la disponibilidad de medios de la Casa Blanca, el Director Interino Albence reiteró que ICE tiene el mandato de respetar las leyes federales de inmigración promulgadas por el Congreso, y que la agencia llevará a cabo su misión jurada, con o sin la cooperación de las agencias locales de aplicación de la ley.

«Es mi sincero deseo trabajar con socios locales en cualquier medida que estén dispuestos a trabajar con esta agencia en lo que debería ser nuestro objetivo compartido para garantizar la seguridad pública», dijo.

Albence señaló que las jurisdicciones que no cooperan en todo el país deben ser notificadas de que mientras se libere a los delincuentes criminales, se deben acostumbrar a ver muchas más actividades de aplicación de ICE en sus comunidades.

La agencia Federan dijo que, a nivel nacional, aproximadamente el 90 por ciento de todas las personas arrestadas por ICE durante el año fiscal 2019 o tenían una condena penal, un cargo penal pendiente, habían reingresado ilegalmente a los Estados Unidos después de ser expulsados previamente, o eran un sujeto fugitivo de inmigración a una orden final de remoción.